Autor: Christian Boukaram
;
Ha nacido un nuevo movimiento en la oncología llamado Oncología Integrativa. Este movimiento está adquiriendo mucha amplitud y se está ofreciendo desde hace diez años en las más grandes instituciones de oncología, como el Memorial Sloan Kettering Hospital, en Nueva York, el M.D. Anderson, en Texas o la Clínica Mayo en Minnesota. Según la Oncología Integrativa, es importante no solo el hecho de tratar los tumores sino, además, los cuidados a la persona completa, tratándola como un todo, en su integridad, como una entidad biológica, psicológica y social (según un modelo biopsicosocial de la salud). En estos grandes centros se llevan a cabo investigaciones sobre el vínculo entre estrés y cáncer, y se prueban herramientas complementarias como el yoga, la hipnosis, la meditación, para demostrar sus beneficios para la salud y guiar a los pacientes hacia esas herramientas, en vez de dejar que caigan en manos de charlatanes. Según la oncología integrativa, existe una conexión entre el cuerpo y el espíritu (que es una conexión, no una autopista). Así se pueden dar tratamientos convencionales con una finalidad curativa y combinar al mismo tiempo tratamientos complementarios para mejorar la calidad de vida y de este modo reforzar el terreno del individuo. Por consiguiente, se combina el « curing » con el « healing », para direccionar no solo la manifestación física de la enfermedad sino también a la persona que alberga e tumor y que debe vivir con esta enfermedad crónica. -
Leer ahora o descargar

El poder anticáncer de las emociones